Clima en la región

El Tiempo en otras ciudades

Mitos acerca de los lubricantes

Aquí usted puede aclarar algunas dudas sobre lubricación automotriz, así como algunos conceptos erróneos que se divulgan ampliamente y pueden resultar en una lubricación deficiente e incluso inadecuada.

Se suele decir que aceite bueno es el que no baja el nivel y no se necesita reemplazar. ¿Es cierto?

No. La buena lubricación es la que el aceite lubrifica hasta el anillo del pistón más próximo a la cámara de combustión, donde el aceite se quema parcialmente y se termina consumiendo. Es común un consumo de medio litro de aceite cada mil kilómetros recorridos con vehículos de paseo, pero cada fabricante de motor especifica un consumo normal para su motor, de acuerdo con el proyecto. Es importante destacar que un vehículo nuevo consume más aceite.

¿Es cierto que el aceite de motor debe ser claro y el aceite de engranaje debe ser oscuro?

Es común creer que eso sea así; sin embargo, no es cierto. Se formulan los aceites lubricantes a partir de la mezcla de aceites básicos y aceites aditivos, y su color final dependerá del color del básico y del aditivo que se utilicen en su formulación. Además, el color no influye en el desempeño del aceite.

¿Es cierto que el motor debe estar caliente a la hora de cambiar el aceite?

Sí. Cuando el aceite está caliente, se hace menos espeso y se escurre con más facilidad.

¿Es cierto que al usar una gasolina como la Podium en un motor de popa 2T hace que sea necesario modificar la proporción de la mezcla lubricante vs. combustible? Ej.: De 50:1 a 60:1 (lo que aumenta la cantidad de combustible).

Esta afirmación no es verdadera y se trata de otro mito. Aunque la gasolina Podium tenga excelentes propiedades de desempeño y estabilidad a oxidación, no reemplazará a las propiedades de lubricación de un aceite de dos tiempos, es decir, si se aumenta la proporción a 60:1 en vez de 50:1 (lo que recomienda el fabricante), se reduce el contenido del lubricante, con menor contenido de antidesgaste, dispersante, antioxidación, anticorrosión y detergente, lo que puede ocasionar daños al motor.